Con el fin de cuidar la salud de las y los habitantes ante el virus que provoca la enfermedad del COVID-19, en Michoacán continúa el distanciamiento social como principal medida para romper con la cadena de contagio.

Por todo ello, la educación en todos los niveles, es decir básico, media superior y superior continúa a distancia, con el objetivo de proteger la salud de las familias y de sus integrantes más vulnerables, ya que los espacios escolares representan un riesgo mayor de contagio por la convivencia social.

A partir de que se tuvo el primer caso confirmado de coronavirus en Michoacán, el Gobierno del Estado adoptó diversas acciones para contener la propagación del virus, entre las que se encuentran la suspensión de clases presenciales, en donde hasta el momento se mantiene el programa “Aprende en Casa” para cumplir con los aprendizajes programados en todo el territorio.

Dentro de estas medidas sanitarias que ha adoptado el estado, también continúa la cancelación de fiestas patronales y eventos sociales de más de 50 personas como bautizos y bodas, por ser consideradas de igual manera focos rojos para la propagación del virus por la concentración de personas y en donde se pierden todos los protocolos sanitarios.

Cabe hacer mención que este tipo de actividades continuarán suspendidas hasta que la incidencia de casos baje, y entonces se tengan las condiciones y la autoridad en salud así lo autorice.

Por todo ello, es indispensable que las y los michoacanos acaten las recomendaciones sanitarias, como el no salir de casa si no es indispensable, el uso de cubrebocas y gel antibacterial así como la sana distancia, para juntos, detener la propagación del virus.

Advertisements
error: Contenido Protegido