Vecinos del centro de Huetamo muestran preocupación y malestar por la perforación de nuevo pozo profundo

Preocupación, intranquilidad y malestar ha causado a los vecinos del primer cuadro de la ciudad de Huetamo, por la perforación de un nuevo pozo profundo en conocido hotel, lo que ocasionaría un problema grave de desabasto en dicho sector, y la reducción del vital líquido en sus norias en esta época de estiaje.

Desde hace varios días comenzó la construcción de un pozo profundo en un hotel de la calle Allende, ante tal situación vecinos inconformes por dicha obra, llevaron su queja ante la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), para la revisión de dicha obra que es en perjuicio de la mayoría de los habitantes del centro de Huetamo, según indicaron.

Los inconformes señalaron que el temporal de lluvias pasado fue malo, por lo que no pudieron recuperarse los mantos freáticos, dejando sus norias secas desde mediados de febrero e inicios de marzo, teniendo que comprar agua en pipas y ahora con este pozo, se tendrá un perjuicio mayor o definitivamente se secarán sus norias que son de uso doméstico, contra el pozo cuya agua será para uso comercial y con una mayor cantidad de gasto de agua diariamente.

Otro de los motivos por los que los vecinos se oponen al nuevo pozo profundo, es la pobre cultura de cuidado del agua de los dueños del establecimiento, ya que sus trabajadores desperdician todos los días agua a la hora de hacer la limpieza, ya que barren la calle a chorros de agua, mientras tanto en muchos hogares de Huetamo se padece del vital líquido.

Los afectados solicitaron la atención de las autoridades competentes para resolver este asunto, ya que es muy preocupante el desabasto de agua en todo Huetamo y que además por la cantidad de pozos que se han construido indiscriminadamente sin permiso, la CONAGUA tendría que cancelar nuevas solicitudes para la extracción de agua.

En entrevista con los dueños del hotel en cuestión, Jaime Martínez Romero y María Celfia Betancourt Mejía, indicaron que cuentan con un pozo noria desde hace 30 años con su respectivo permiso para el hotel por parte de la CONAGUA y que trimestralmente pagan los litros que se extraen, ya que el pozo cuenta con medidor.

Los dueños manifestaron que ante la necesidad de un consumo mayor de agua para el negocio, se solicitó a la dependencia federal la reubicación del actual pozo, por lo que se construirá uno nuevo, con una profundidad de 100 metros y se cancelará el anterior, concluido el nuevo y se pueda extraer agua.

Advertisements
error: Contenido Protegido