Descontento entre vecinos de la calle Bartolomé, cercana a la loma del Cristo Negro de Carácuaro, por una toma de drenaje que no se ha arreglado; afirman que tienen varios meses con el tiradero de aguas negras, las cuales además son un foco de infección ya que despide olores fétidos.

Hace cerca de dos meses personal del ayuntamiento caracuarense, vino a reparar dicho registro de drenaje, pero días después dichos trabajos hicieron que se desbordaran las aguas negras, esta situación se encuentra ubicada en la loma del Cristo Negro, lo que ha generado un foco de infección y un olor fétido que se expande por decenas de metros, afectando a los vecinos que se encuentran cercanos al lugar, quienes están inconformes, ya que no se arregla el problema.

Hemos reportado el desperfecto para que vuelvan a repararlo y ya ni nos contestan en la presidencia municipal; y pues sí es difícil vivir en esta situación, ya que tenemos que mantener las ventanas cerradas para que no entre el mal olor. De mi parte tengo que lavar la ropa a determinada hora del día, antes de que haga más calor y en ocasiones se apesta la ropa, señaló una vecina del lugar durante una visita de este medio informativo al lugar.

Es demasiado el olor y se siente más en horas en las que los rayos del sol son más fuertes entre las 2:00 ó 3:00 de la tarde. Esto genera que los olores fétidos y el calor nos afecten, por lo cual tenemos que mantener las ventanas cerradas, comentaron ciudadanos del lugar.

Los vecinos de la calle Bartolomé piden a las autoridades municipales de Carácuaro que tomen en cuenta su petición de arreglar a la brevedad posible el drenaje, dijeron estar preocupados ya que es una obra necesaria, pues las viviendas ya están impregnadas de los olores insoportables que emanan de la red del drenaje.

Advertisements
error: Contenido Protegido