El pueblo San Juan Acatitlán del Estado de México, comienza su peregrinaje para venerar al Cristo Negro de Carácuaro

Por el Profesor Zeferino León Santoyo

Después de velar al santísimo durante la noche, hoy por la mañana lunes los iniciadores de la fiesta de ceniza, emprendieron su peregrinar de su pueblo Acatitlán hacia Carácuaro, durante 8 días de travesía caminarán por brechas, caminos reales, cruzarán ríos y montañas, dormirán a la intemperie, pasarán frío, calor, hambre y sed.

Lo anterior para llegar gloriosos el próximo lunes 28 de febrero a los pies de su señor crucificado, esta tradición prevalece desde hace décadas, según testimonios históricos el Cristo estaba en pueblo de Acatitlán y fue donado a mediados del siglo XV por el «Apóstol de Tierra Caliente» Fray Juan Bautista Moya, pero decidieron traerlo a Carácuaro por su seguridad y que no fuera destruido por personas que no creían en la religión.

Cuando quisieron llevarlo de regreso la imagen se hizo grande y pesada dentro de la iglesia, ellos entendieron que era voluntad del Cristo de quedarse, desde entonces prometieron venir cada año a visitarlo en vísperas del Miércoles De ceniza, dando origen así a la tradicional función de ceniza en honor al Señor Crucificado de Carácuaro y Acatitlán. Invitamos a la población a invitarles un vaso de agua y un taco por donde van pasando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido