El Obispo de Ciudad Altamirano Joel Ocampo informa que se suspende la peregrinación al santuario de San Lucas y la tradicional misa del 2 de febrero

Mediante un comunicado dirigido a los sacerdotes, consagradas, fieles laicos y las mujeres y hombres de buena voluntad, Monseñor Joel Ocampo Gorostieta, Obispo de la Diócesis de Ciudad Altamirano, Guerrero, que ante el incremento de contagios del COVID-19, en su nueva variante Ómicron, ha decido suspender la peregrinación diocesana al santuario de San Lucas y la tradicional misa de bendición, que se celebra en el Salón de Cristo Rey el día 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor.

El Obispo señaló que no ha sido fácil tomar esta decisión, sin embargo, quiere obrar con responsabilidad y colaborar con las autoridades sanitarias y civiles, evitando las aglomeraciones y los riesgos de contagio, por esta razón invito a todos los fieles de la Diócesis que eviten venir ese día y se organicen en familia para hacer su visita al Santuario, antes o después del dos de febrero.

Una vez más no podremos celebrar nuestra Fiesta Diocesana en honor de nuestra Santa Patrona, la Inmaculada Concepción, la Virgen de San Lucas, como la Pastoral de Multitudes lo había programado. Invito a mis hermanos sacerdotes que en su parroquia celebren una Eucaristía por nuestra Diócesis para que, por intercesión de la Reina de Tierra Caliente, el Señor nos conceda la gracia de seguir avanzando en nuestro proceso de revitalización pastoral y lleguemos a ser una verdadera Iglesia Sinodal, donde vivamos plenamente la comunión, la participación y la misión.

El 2 de febrero, día de la Candelaria, celebraremos también la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. Felicito a las Hermanas Consagradas y las invito a celebrar este día en su comunidad parroquial o al interno de su propia comunidad.

Monseñor Joel Ocampo, aprovechó para informar también que por este año no será posible la Peregrinación Diocesana a la montaña de Cristo Rey, al Cerro del Cubilete, como estaba previsto para el mes de marzo. Esperamos que la situación mejore y podamos realizar nuestra Peregrinación a la Basílica de Guadalupe el 13 de mayo. A su debido tiempo se les informará.

Invito a todos los sacerdotes, consagradas y fieles laicos a que no bajemos la guardia, no nos confiemos y sigamos cuidándonos y cuidando a los demás, pues lamentable mente el riesgo de contagio sigue siendo latente. Sigamos los protocolos conocidos: sana distancia, gel antibacterial y el uso de cubrebocas. Si presentas algún síntoma como gripe, tos o fiebre, evita salir a la calle, cuídate y cuida a los demás.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido