En reunión celebrada la mañana de ayer sábado en el C5i de Huetamo (Centro Estatal Comando, Comunicaciones, Cómputo, Control, Coordinación e Inteligencia), el Consejo de Salud Municipal dio a conocer el endurecimiento de las medidas para evitar que se siga propagando el COVID-19, ya que hasta el momento se ha tenido un crecimiento desde el inicio de junio y hasta el pasado viernes 12, de 16 a 56 casos confirmados.

La reunión estuvo encabezada por el alcalde de Huetamo, Juan Luis García Conejo; el Jefe Regional del Gobierno del Estado, Pablo Varona Estrada; el titular de la Jurisdicción Sanitaria de Zitácuaro, Jaime García Hurtado; el coronel de la Guardia Nacional, Javier Mercado; el comisario regional de la Policía Michoacán, Armando Gutiérrez Rodríguez; el Capitán primero de infantería de destacamento de Huetamo, Armando Aguilera; la directora de Salud Municipal, Dra. Mirna Peñalosa Román; la directora del Centro de Salud de Servicios Ampliados (CESSA) de Huetamo, Dra. Margarita Nogueda Rojas, entre otras personas.

Los temas que se dieron a conocer por los responsables de salud en el estado a los miembros de dicho consejo, fue que en caso de que una persona tenga síntomas y ante la saturación no la puedan recibir en el Hospital COVID-19 en Zitácuaro, será necesario su traslado al Hospital Civil y en ocasiones hay que esperar de 24 a 48 horas para tener un lugar en dicho nosocomio.

También se dio a conocer que existen 50 contagios en la cabecera municipal y el resto de los pacientes son de varias comunidades. Por lo que se exhortó a tomar medidaspreventivas, ya que en Huetamo estamos apenas iniciando a subir la curva de contagios, igualmente informaron que la zona centro es la más afectada, además que existe al menos una persona confirmada o sospechosa con síntomas asociados al COVID-19 en cada uno de los barrios y colonias.

En su intervención, el presidente municipal Juan Luis García Conejo, expresó que en estos momentos hay mucha presión social que solicitan que se permita abrir los negocios, lo cual no es viable ante el incremento de casos, así mismo explicó, que el ayuntamiento no podrá hacer traslados de pacientes con COVID-19 a Zitácuaro o Morelia, ya que no se tiene la capacidad y equipamiento, así mismo informó que ya se tenía saturación en el panteón de Huetamo, y en el de Cútzeo solo se tienen disponibles 25 espacios.

Anunció bajo acuerdo medidas más estrictas como prohibir los eventos sociales en propiedad privada, y de no acatar dichas medidas se les cortará el suministro de energía eléctrica; los espacios públicos como plazas y unidades deportivas seguirán cerradas.

También se exigirá a todos los negocios la obligación del uso cubrebocas, de no acatar la medida se les suspenderán 3 días, si reinciden tendrán una segunda infracción será de una semana y en la tercera, será clausura hasta que termine la contingencia sanitaria.

Los restaurantes y cenadurías solo atenderán para llevar y se les pedirá retirar las mesas, en casonde no cumplir se aplicarán las medidas de sanción antes mencionadas.

En el mercado el uso de cubrebocas será obligatorio para comerciantes y clientes, también se buscará que se alternará la mitad de los vendedores cada 3 días y así será toda la semana, para evitar aglomeraciones y propiciar la sana distancia.

En el tianguis los vendedores con mercancías o servicios no esenciales no podrán salir al menos durante 3 semanas más; los bancos tendrán que asignar personal para que la gente guarde la sana distancia y evitar la aglomeración o se les cerrará; se tendrá revisión de todos los ambulantes para el uso del cubrebocas.

Por último se acordó que la gente tome bebidas alcohólicas en la vía pública y se reúsen a retirarse serán detenidos en aislamiento por tres días en barandilla; a los organizadores de fiestas y eventos públicos y músicos serán llevados a barandilla por 3 días.

También todos los trabajadores del servicio del transporte público deberán portar cubrebocas y de no traerlo serán infraccionados, los choferes y usuarios de las camionetas pasajeras, se les exigirá el uso de cubrebocas, quienes no traigan no se les permitirá el acceso a la cabecera municipal.

Todas estas medidas fueron aprobadas por todos los miembros del Consejo Municipal de Salud y serán vigiladas por la Policía Municipal, la Policía Michoacán, la Guardia Nacional y el Ejército Mexicano.

Advertisements
error: Contenido Protegido