Desde el día de ayer, las instalaciones del Hospital Rural del IMSS Bienestar de Huetamo, mejor conocido como Coplamar, están siendo protegidas por elementos de la Guardia Nacional, durante la contingencia sanitaria del COVID-19.

El IMSS tuvo un convenio de colaboración institucional con la Guardia Nacional para el despliegue paulatino de su personal para brindar seguridad a 184 hospitales de reconversión en los que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atenderá a los pacientes COVID-19.

La presencia de los elementos será en el exterior de la unidad hospitalaria, el personal reforzará la vigilancia en las puertas principales de acceso peatonal y para vehículos, área de urgencias y entrada principal de las unidades médicas, en el marco de la emergencia COVID-19.

Las funciones de este personal son: control de accesos peatonales y vehiculares, evitar la entrada o salida de objetos no autorizados, evitar la afectación a los servicios médicos, de trabajadores, pacientes o acompañantes.

Cabe señalar que el Centro de Salud de esta ciudad, por el momento no cuenta con algún tipo de resguardo adicional, ya sea de la Policía Municipal, Policía Michoacán o de alguna otra corporación.

Advertisements
error: Contenido Protegido