• Dom. Jun 20th, 2021

Periódico Siglo Veinte

Medio de Comunicación de Huetamo y Tierra Caliente

Presentan en la Casa de la Cultura de Huetamo el libro “¡Guache Cocho!”

Feb 7, 2009

 

La Casa de la Cultura de Huetamo, fue escenario para la presentación del libro “¡Guache Cocho! la construcción social del prejuicio sobre los terracalenteños del Balsas”, obra del Doctor en Historia, Jorge Amós Martínez Ayala, oriundo de esta región y avecindado en Morelia, la tarde del pasado viernes.

Acompañaron al autor, el director de la Casa de la Cultura, Luis Daniel García González; el regidor de la Comisión de Educación, Emigdio Espinoza Romero y el director de Asuntos Indígenas del municipio, Alexis Varela Orozco.

El autor señaló que su libro es una historia que muestra cómo se construyeron los estereotipos sobre la gente y la región de la Tierra Caliente del Balsas, desde el pasado prehispánico hasta la actualidad. El estereotipo negativo que muestra a la gente como violenta, floja y dada a la sensualidad tiene sus orígenes en prácticas culturales tangibles asociadas a indígenas, africanos y sus descendientes.

Términos como “guache” (niño o joven en lengua de Michoacán) y “cocho” (procedente de mulato color “cocho”, es decir, de color de pera “cocha”, café amarillento), que son muy comunes en la región e incluso utilizados como gentilicios, tienen un origen étnico, mencionó Jorge Amós.

La razón de que tales términos étnicos y las imágenes vinculadas a ellos (como descendientes de indígenas y africanos) sean negativos tiene un sentido práctico: El dominio. En el pasado colonial, más del 50 por ciento de la población era indígena (tarasca, nahua, matlatzinca, apaneca, cuitlateca, popoloca, etcétera) y entre 15 y 30 por ciento afrodescendiente (africanos de Angola, Congo y el Sahel, pero también negros criollos, mulatos cochos y sus múltiples castas), así que la población criolla y española estaba en desventaja, para dividir a los terracalenteños y justificar su control usaron estereotipos construidos en torno a prácticas culturales antiguas y las asociaron a una moralidad entendida de manera distinta.

De esta manera, Tierra Caliente pasó a ser, del paraíso de Xaratanga (una diosa de los placeres carnales), el infierno en la tierra, donde hasta los árboles exudaban venenos. ¿Cómo se pueden crear imágenes tan distintas de una región y sus personas? espero que el libro conteste a esta pregunta y evidencie que los terracalenteños no son como el estereotipo, aún cuando éste sigue usándose, por ejemplo en los narcocorridos actuales.

Al final, el autor agradeció a todos, su asistencia, pero en especial a los funcionarios que le hicieron el favor de presentar su libro, agregando que el libro se lo dedicaba a los músicos que se nos adelantaron en el camino.

Advertisements
error: Contenido Protegido