A fin de contener la propagación del COVID-19 en el municipio de Carácuaro y la región, las autoridades eclesiásticas de la Parroquia de San Agustín informaron que están suspendidas las peregrinaciones de a pie que año con año realizan cientos mujeres y hombres.

Por lo anterior, las tradicionales peregrinaciones del Puerto de la Cruz y de la Barranca de las Iguanas al santuario de Carácuaro, que realizan hombres y mujeres respectivamente, para pedir por el buen temporal quedan suspendidas por la contingencia sanitaria provocada por el COVID-19.

Las autoridades de la parroquia pidieron a los feligreses que veneran al Cristo Negro de Carácuaro seguir en oración desde sus hogares, así mismo, comunicaron que el templo se encuentra abierto al público, siguiendo las medidas sanitarias como son el uso de cubrebocas, gel antibacterial y la sana distancia.

Advertisements
error: Contenido Protegido