Mateo es un niño de cinco años, que desde hace nueve meses recibe tratamiento contra la leucemia que padece en el Hospital Infantil “Eva Sámano de López Mateos”, de la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM).

Además de los medicamos para luchar contra sus padecimientos, las niñas, niños y adolescentes que reciben atención en el área oncológica de este hospital, pueden necesitar sangre entera adicional, o uno de sus hemoderivados, como las plaquetas.

“Es muy importante su sangre por qué la donación que da la gente, la utilizan cuando están bajos de plaquetas, bajos de defensas, eso pasa cuando son las quimios y pues tienen que ponerles sangre para que estén bien, recuperados”, comenta Laura Cervantes, madre de Mateo.

A diferencia de las medicinas para tratar los diferentes tipos de cáncer que afectan a la niñez, la sangre no se puede producir en un laboratorio, de ahí la importancia de la donación altruista.

“No dejen de donar, que se acerquen a los módulos, a las clínicas, al hospital a donar, de verdad que es muy importante, para niños como mi hijo que la requieren, no nada más por leucemia sino de distintas enfermedades”, es el mensaje de Laura para las y los michoacanos.

Advertisements
error: Contenido Protegido