La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), exhorta a las y los padres de familia a que acudan a vacunar a sus hijos e hijas de 1 y 6 años de edad contra el sarampión, con el propósito de hacer frente a esta enfermedad que va en incremento en el país.

Aunque Michoacán se encuentra libre de sarampión, la SSM no baja la guardia en cuidar y proteger la salud de las niñas y niños michoacanos a través de la aplicación de este biológico, para lo cual se cuentan aún con 52 mil 436 dosis.

En lo que va del año, se han protegido 48 mil 703 menores de 1 y 6 años y hasta 9 años de edad que no cumplían con su cuadro completo de triple viral, acción que previene y cuida la salud de este grupo de edad, a través de las 8 Jurisdicciones Sanitarias.

Es decir, que cada niña o niño deberá tener en su cartilla de salud marcadas dos aplicaciones, una primera dosis al año y segunda a los seis años.

Para evitar la reintroducción de virus de sarampión, la SSM mantiene una adecuada vigilancia epidemiológica enfocada en la detección y diagnóstico oportuno de los casos sospechosos.

Además de la obtención de información epidemiológica de calidad que oriente las acciones de reforzamiento de la promoción de la salud y prevención específica, además del control del padecimiento.

El sarampión es sumamente contagioso y se caracteriza por fiebre, conjuntivitis (ojos enrojecidos), coriza (escurrimiento nasal), tos y malestar general acompañado –entre el tercero y séptimo día—de un exantema característico, con máculas (manchas), rojas parduscas, que evolucionan a pápulas que inician en la cara y después se generalizan y permanecen de cuatro a siete días y a veces concluye y descamación furfurácea (final de la piel).

Es importante destacar que el padecimiento se propaga a través del aire al aspirar aerosoles infecciosos originados al toser o estornudar; el periodo de incubación es de 7 a 21 días y el periodo de transmisibilidad es desde poco antes del periodo prodrómico (por lo general cuatro días antes del inicio del exantema y hasta cuatro días después del exantema).

Aproximadamente uno de cada 10 niños con sarampión presenta una infección de oído y hasta uno de cada 20 evoluciona a neumonía.

En caso de presentar sintomatología, es importante no automedicarse y acudir a su Centro de Salud o unidad médica más cercana para ser atendido por un especialista.

Advertisements
error: Contenido Protegido