El pasado viernes dieron inicio los trabajos de los Guardianes de la Salud en Huetamo, visitando a los locatarios del Mercado Municipal José Rentería Luviano y comerciantes del tianguis, en la búsqueda de proteger y garantizar la salud de los huetamenses.

Los Guardianes de la Salud señalaron que será el constante monitoreo a todos los giros comerciales de la ciudad que en esta etapa reabrieron, a fin de que se adopten las medidas sanitarias para prevenir y evitar que se siga propagando el COVID-19 (Coronavirus).

Selene Idalia Arriaga Mondragón, coordinadora de la COEPRIS (Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios), indicó que las medidas son obligatorias para todos los negocios y en caso de incumplir a la tercera notificación, se les entregará un oficio de cierre temporal o clausura dependiendo de las irregularidades que se les señale e incurran.

Por su parte, en entrevistas con comerciantes del tianguis y del mercado, indicaron como positivas las medidas sanitarias en beneficio propio y de su clientela, como es el uso de cubrebocas, colocar plásticos de división, tener gel antibacterial y cuidados con el manejo del dinero.

Cabe destacar que en recorridos realizados algunos comerciantes por momentos descuidaban el uso del cubrebocas al bajarlo al cuello, de igual manera los clientes que tanto en el mercado y en el tianguis se puede ver a gente que no lo trae puesto o incluso que no trae porque dice que no cree en la enfermedad.

De igual forma hay que destacar que comerciantes y locatarios del mercado han colocado divisiones de manera ya permanente con estructuras de metal y vidrio ente sus productos y el cliente, en beneficio de toda su clientela, en otros puestos otros han colocado plásticos y la gran mayoría cuenta con gel antibacterial.

Advertisements
error: Contenido Protegido