El Senado de la República debe asumir su responsabilidad y compromiso como garante de la política exterior de México y no ser una oficina de trámite para las ratificaciones de nombramientos del personal diplomático, “debemos ser coadyuvantes del trabajo y desempeño de los diplomáticos”, afirmó el senador del Grupo Parlamentario del PRD, Antonio García Conejo.

Por unanimidad, el Senado ratificó los nombramientos de los embajadores de México en Belice, Martha Ofelia Zamarripa Rivas; en Serbia, Carlos Isauro Félix Corona; en España, María Carmen Oñate Muñoz y en Irán, Guillermo Alejandro Puente Ordorica, quienes tendrán la responsabilidad de estrechar los vínculos comerciales, de cooperación y turismo.

El senador del PRD e integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores señaló que el nombramiento de María Carmen Oñate Muñoz representa una oportunidad para reactivar “las sanas relaciones diplomáticas” entre México y España, afectada por las “desafortunadas” declaraciones de ambos gobiernos.

“La responsabilidad que también asume como representante permanente de México ante la Organización Mundial de Turismo la obliga a redoblar esfuerzos, requerirá de un papel activo y con propuestas reforzadas que den impulso al sector para posicionarse nuevamente como uno de los principales destinos a nivel mundial”, indicó.

Antonio García Conejo también hizo un llamado a Martha Ofelia Zamarripa Rivas, designada como embajadora de México en Belice, para que no se deje en el olvido a la frontera sur y se atiendan temas necesarios y urgentes como son las cuencas hídricas que comparten ambas naciones.

Advertisements
error: Contenido Protegido