Huetamo, uno de los municipios más calurosos de la Tierra Caliente del Balsas de Michoacán, el SAPAHU (Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Huetamo) recibe a diario 8 a 10 solicitudes para la contratación de nuevas tomas de agua potable, ya que los pozos y norias de sus casas se han secado.

Los mantos freáticos de la región han tenido una sobreexplotación, además de la nula supervisión en la excavación de pozos profundos y la extracción desmedida del agua, además del desperdicio en su uso, por lo que en Huetamo a inicios del mes de enero se fueron secando sistemáticamente los pozos o norias en el primer cuadro de la ciudad.

Anteriormente se podía tener una noria o pozo de los llamados de reata a una profundidad de 10 a 12 metros contando con suministro del agua a los 8 metros todo el año, a la fecha algunos de esos pozos han sido perforados a más de los 25 metros y dejaron de tener agua. La afectación se ha incrementado desde a mediados de 1990 y se agudizó después del 2010.

En entrevista con el titular del SAPAHU, Julián Soto Martínez, indicó que debido a los trabajos realizados en Huetamo por parte del ayuntamiento que preside Juan Luis García Conejo y el Gobierno del Estado, a través de CEAC (Comisión Estatal del Agua y Gestión de Cuencas), se está logrando hacer frente al este problema, pero aún así se estarán haciendo recortes al suministro de agua potable, de las dos horas de dispersión del agua se harán en intervalos de una hora y otra hora después, para poder mantener las dos horas de suministro cada tercer día.

Destacó el funcionario municipal, que esta medida es debido a que varios de los pozos de agua del SAPAHU, ya solo dan abasto para una extracción de una hora del vital líquido, por lo que se dejarán descansar un lapso de tiempo y en cuanto se recupere el nivel se distribuirá la otra hora.

Por último, Soto Martínez, exhortó a los usuarios a cumplir con sus obligaciones del pago puntual del servicio, ya que otro de los problemas son los altos costos de la energía eléctrica ante la CFE (Comisión Federal de Electricidad) y que si no se paga, cortan el suministro eléctrico.

San Lucas ha dado a conocer en un comunicado a través de sus redes sociales, la disminución en un 70 por ciento del suministro del agua potable, llamando a la población a realizar un consumo consciente y moderado del vital líquido.

En los demás municipios, en Carácuaro, Tiquicheo y Nocupétaro, las afectaciones son en una menor proporción por la geografía e índice poblacional, además de que tuvieron una mayor intensidad de lluvia, pero se mantienen la alerta de sequía severa por CONAGUA.

A los operadores de agua potable, se les hace el exhorto a que se debe de racionalizar el servicio a intervalos menores. Esta alerta afectará a los productores agrícolas y ganaderos.

De acuerdo a datos de CONAGUA se ha tenido incremento de estiaje en los años de 2014, 2015, 2017, 2018, 2019 y ahora en 2020 se visualiza un año de nivel bajo nivel pluvial en Michoacán; así mismo, el año 2019, ha sido uno de los años más secos en la historia desde 1953 en todo el país.

Advertisements
error: Contenido Protegido