Anuncia la Secretaría de Salud de Michoacán que consumir pescados y mariscos frescos previenen enfermedades gastrointestinales

La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM) invita a la población a prevenir las enfermedades gastrointestinales en esta temporada de calor, adquiriendo pescados y mariscos que se encuentren frescos, refrigerados o congelados o bien que se expendan sobre una cama de hielo.

Se debe evitar comprar los productos que no estén refrigerados, dado que pueden encontrarse en estado de descomposición por las altas temperaturas; tampoco deben consumirse crudos en cocteles y carnes “apache” porque se puede adquirir salmonelosis.

Con acciones como ésta se previenen las enfermedades gastrointestinales, de ahí la necesidad de que los pescados y mariscos se compren en establecimientos limpios y sin rastros de sangre, vísceras, tierra o cualquier materia extraña que pueda llegar a contaminarlos.

Cuando se adquieran ostiones, almejas o mejillones, se debe elegir sólo aquellos que tengan la concha firmemente cerrada; y en el caso de los pescados, se debe escoger aquellos que tengan los ojos húmedos, brillantes y cristalinos, la piel firme, con brillo y las escamas bien adheridas (que no se desprendan fácilmente al tocarlos), que huelan bien y que tengan olor a fresco; que al sumirlos con el dedo la piel del pescado se vuelva a subir a su lugar, de lo contrario, si se queda sumida la huella del dedo, es que la carne ya está descompuesta.

Es importante saber que el pescado no se debe comprar si presenta los ojos opacos, grisáceos, hundidos o secos; si tiene olor desagradable, pútrido, a amoniaco o rancio; sí la piel está flácida y sus escamas se desprendan fácilmente o sí las agallas se encuentran oscuras, viscosas o verdosas.

Finalmente recordar que al añadir jugo de limón a la carne cruda, no se eliminan las bacterias, de ahí la recomendación de que se consuma cocida o frita, sobre todo en las carnes “apaches”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Contenido Protegido