La Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), a través de la Comisión Estatal para la Prevención Contra Riesgos Sanitarios (COESPRIS), clausuró cinco establecimientos por no cumplir las medidas implementadas por el Gobierno del Estado para proteger a la población de COVID-19.

Se trata de tiendas de pintura, venta de autoestereos y otros que no son esenciales durante la emergencia sanitaria, y una tortillería por no cumplir con las normas de la autoridad sanitaria, exponiendo a la ciudadanía a contraer la enfermedad.

Las autoridades sanitarias mantendrán la supervisión y vigilancia en los establecimientos de Lázaro Cárdenas a fin de que, los no esenciales permanezcan cerrados y los esenciales cumplan con las medidas preventivas establecidas.

Lo anterior derivado del alto índice de casos positivos –mil 1185– y fallecimientos –92– en este municipio y con el objetivo de romper la cadena de contagio, de lunes a jueves la movilidad deberá permanecer a un 25 por ciento durante los primeros 15 días de junio y entrar en aislamiento de viernes a sábado.

En estas acciones llevadas a cabo en el municipio costero, participan la Sedena, Guardia Nacional, Policía Municipal y Policía Michoacán, así como el departamento de inspectores del Ayuntamiento y elementos de Protección Civil.

Advertisements
error: Contenido Protegido