En un hecho histórico para la ciudad de Huetamo, un sacerdote de la Parroquia de San Juan Bautista, realizó un recorrido con el Santísimo Sacramento para dar la bendición a la ciudadanía ante la emergencia sanitaria por COVID-19.

El recorrido que duró por varias horas, abarcó diferentes calles del centro de la ciudad, así mismo barrios y colonias de la demarcación.

La ciudadanía mostró su fe y devoción, ya que muchas personas desde sus hogares se asomaban y se persignaban, mientras que otros sin temor o vergüenza se arrodillaban en las calles y cerraban los ojos por un momento, al paso del contingente que fue encabezado por un sacerdote en una camioneta arreglada para la procesión.

El presbítero a bordo de un camioneta fue reconocido por los feligreses, quienes admiraron su fortaleza en recorrer con él la sagrada eucaristía consagrada sin importar las críticas que pudiese recibir.

Advertisements
error: Contenido Protegido