Continúan los operativos a negocios esenciales y no esenciales como parte de la estrategia de la Secretaría de Salud de Michoacán a través de los Guardianes de la Salud, para romper las cadenas de contagios COVID-19 y por ende bajar la incidencia de mortalidad en el municipio de Huetamo.

A pocos días de terminar el tercer recorrido de supervisión para verificar el cumplimiento de las medidas sanitarias los Guardianes de la Salud pertenecientes a la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), señalaron que ya tienen identificados negocios que ante la tercera visita aún se niegan a cumplir y reinciden con algunas de las medidas como el tapete sanitizante, gel antibacterial para sus clientes, la sana distancia, cuidar el aforo de personas, tener divisiones entre los clientes y los artículos en venta, especialmente en venta de comida y alimentos, o incluso el uso de cubrebocas, que se niegan a portarlo.

Cabe destacar que, pese a que el trabajo de los Guardianes de la Salud es en pro del cuidado de todos los ciudadanos de Huetamo, dicho personal ha sufrido agresiones verbales por parte de dueños, encargados y trabajadores de establecimientos, sin hasta el momento se tenga registro de una agresión física. Hay que recalcar que este comportamiento agresivo se da en los negocios que incumplen con las medidas sanitarias.

Los funcionarios de la salud señalaron, que ya se entregaron a la COEPRIS los oficios de los negocios de Huetamo que no acatan las medidas, y serán ellos quienes dependiendo de las faltas si solo entregarán notificaciones o realizarán suspensiones o clausura de los negocios infractores.

Advertisements
error: Contenido Protegido