Prof. Zeferino León Santoyo

Entre las historias olvidadas de nuestro querido pueblo, está la de Masaoud Abused un árabe comerciante de origen Sirio, la historia se remonta a principios del siglo pasado en el país de Siria, de dónde tuvo que huir de la guerra civil de aquél país junto a seis de sus hermanos, una de las peores guerras que a azotado a un país y que prevalece hasta nuestros días, después de una larga travesía por mar desembarcaron en el puerto de Acapulco.

La travesía continúo por el estado de Guerrero dónde se fueron quedando sus hermanos, al ser comerciantes por tradición, por los pueblos que iban pasando iban comprando e intercambiando mercancía y Masaoud llegó solo hasta Carácuaro y adopto el nombre de Pablo Martínez para obtener la nacionalidad mexicana, se casó con Reynalda Miranda y tuvo 2 hijos Rafaela y Adela.

Al fallecer su esposa se volvió a casar con Guadalupe con la cual tuvo otros dos hijos Josefina y Celerino. Rafaelita Martínez como era conocida se quedó a vivir en Carácuaro y se casó con Miguel Santoyo Pineda, Adela se fue a vivir a Sahuayo, Josefina y Celerino el menor de los hijos se quedó en Nocupétaro dónde actualmente viven sus hijos y nietos.

Cuentan las personas que los conocieron que vendía verdura en la placita del centro de Carácuaro y que se le llenaban los ojos de lágrimas al recordar a su país, sus restos descansan en el panteón de Carácuaro, justo atrás de la tumba de su yerno Miguel Santoyo y junto a los de su hija Rafaelita Martínez.

Advertisements
error: Contenido Protegido