Con el objetivo de evitar que la ciudadanía sea víctima del delito de secuestro virtual y la extorsión telefónica durante el paso de la contingencia sanitaria COVID-19, la Fiscalía General del Estado de Michoacán (FGE), exhorta a implementar medidas para prevenir este tipo de ilícitos, que atentan contra la tranquilidad y patrimonio de las y los michoacanos.

Refrendando su compromiso de trabajar de manera interinstitucional, en conjunto con la Coordinación Nacional Antisecuestro (CONASE), y las distintas Unidades Especializadas de Combate al Secuestro, la institución que encabeza el Fiscal General, Adrián López Solís, exhorta a la población en general, a no atender llamadas telefónicas o mensajes de números no registrados o desconocidos, ya que ese es el primer paso para engancharse hacia una posible extorsión o secuestro virtual.

El secuestro virtual o extorsión, es una modalidad delictiva a través de la cual las víctimas son contactadas por personas desconocidas, que se hacen pasar por miembros de la delincuencia organizada, quienes exigen el pago de una determinada cantidad de dinero a cambio de protección, o mencionan que el teléfono de la persona agraviada ha sido clonado, con el objetivo de engañarla para que ésta salga de su domicilio y se dirija a distintos lugares; mientras tanto sus familiares son contactados y engañados bajo el argumento de que la víctima está secuestrada, por lo que les exigen el pago de determinadas cantidades económicas a cambio de respetar su integridad.

En Michoacán se ha detectado que este tipo de prácticas son comunes por la delincuencia, por lo que, para evitar caer en ellas, la FGE, reitera la importancia de no contestar llamadas telefónicas de números desconocidos, y en caso de hacerlo colgar de inmediato si se percatan de este tipo de conductas.

Asimismo, se hace de conocimiento a la ciudadanía que el argumento de que su dispositivo telefónico ha sido clonado es falso, ya que técnicamente no es posible.

Por lo anterior, y por instrucciones del Fiscal General, Adrián López Solís, se exhorta también a la ciudadanía a mantener comunicación familiar constante, no proporcionar información personal a desconocidos, y prestar atención al entorno en el que se encuentren al transitar por la vía pública.

Entre las diversas medidas destaca, evitar publicar en redes sociales la posesión de diversos bienes y estatus económico, así como la ubicación de los lugares que se visitan, y supervisar los sitios de Internet que consulten los miembros de la familia.

En caso de ser víctima, la FGE pone a disposición el número 443 3 22 36 00 extensión 1536, de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS), asimismo recomienda acudir a la Fiscalía Regional más cercana, o llamar al 911, donde personal capacitado brindará orientación sobre qué hacer en caso de sufrir un delito como estos.

Advertisements
error: Contenido Protegido