Es necesario reorientar el rumbo que ha tenido Michoacán en los últimos años, afirmó el precandidato a la gubernatura del estado por el Partido Verde, Juan Antonio Magaña de la Mora, al reflexionar sobre los retos en materia de seguridad y Estado de Derecho que pese a los esfuerzos continúan impactando el desarrollo estatal.

Durante una gira de trabajo con la militancia del Partido Verde en Tiquicheo y la región Tierra Caliente, Juan Antonio Magaña de la Mora resaltó que uno de los grandes pendientes es la inseguridad, fenómeno que además de afectar la vida de los michoacanos también ha ahuyentado a los inversionistas.

“Es necesario cambiar el camino que ha tenido Michoacán en los últimos años, lo que más reclama la gente es la seguridad, porque nadie se atreve a salir de sus domicilios por el temor de que les vaya a pasar algo, e incluso los inversionistas no quieren venir al estado por temas de inseguridad”, expuso.

Magaña de la Mora señaló que a pesar de su ubicación estratégica y ventajas logística que conecta a Michoacán con las principales ciudades del centro del país, así como al exterior a través del Puerto de Lázaro Cárdenas con los mercados del Pacífico Asiático, nuestra entidad tan sólo cuenta con siete parques industriales (Zitácuaro, Queréndaro, Contepec, Morelia, de la Isla de la Palma, Zacapu y Lázaro Cárdenas) y dos agroindustriales (Tierra Caliente y de la Región Zamora).

Recordó que según el último informe Doing Business, publicado por el Grupo Banco Mundial, que clasifica a las economías por su facilidad para hacer negocios, el estado de Michoacán ocupa el 20° lugar en México. Asimismo, al desagregar este indicador, se observa que nuestra entidad ocupa el 12° lugar para la apertura de una empresa, el 22° respecto a la obtención de permisos de construcción, el 22° en registro de propiedades y el 20° en cumplimiento de contratos, lo que está directamente vinculado con la falta de Certeza Jurídica, por lo que Michoacán alcanza tan sólo el 0.3% del total nacional de Inversión Extranjera Directa (IED).

El magistrado con licencia resaltó que, aún cuando en Michoacán hay hombres y mujeres productivos y generadores de la economía, la fuga de inversiones ha impactado en el mantenimiento y creación de más fuentes de trabajo “por ello la gente no trae dinero en sus bolsillos, ni tiene mejores oportunidades”, agregó.

Finalmente dijo que el desarrollo económico e industrial debe potenciar la vocación productiva de cada región pero buscando un desarrollo equilibrado para que cada michoacano tenga oportunidades de prosperidad sin tener que dejar su comunidad.

Advertisements
error: Contenido Protegido