Se conocen muchas fiestas religiosas, pero una de las más relevantes es la del Señor de Carácuaro, que se lleva a cabo en el mes de febrero. El día más importante de esta fiesta es el miércoles de ceniza cuando inicia la cuaresma.

220209008

            Esta fiesta pagano-religiosa en honor al Señor de Carácuaro logra reunir a los indígenas que vienen desde sus lugares de origen, en especial, para venerar a esta milagrosa imagen.

            Se dice que fue trasladado desde la ciudad de Pátzcuaro hasta Carácuaro por el obispo de Michoacán Don Vasco de Quiroga, siendo esta imagen ya venerada por los indígenas y conocida por sus milagros. En la ciudad de Pátzcuaro continúan esperando su fiesta para rendirle tributo ahora en Carácuaro.

            Cada año viaja gente de muchos lugares de la República y del extranjero a este municipio, ubicado en la tierra caliente de nuestra geografía michoacana, lugar de agradable clima y espectaculares paisajes.

            Se puede decir que llega a ser punto de encuentro o centro ceremonial para los indígenas de la cañada de los “once pueblos”, la región lacustre, la región del Estado de México y otros lugares, ya que el miércoles de ceniza oficiar una misa solemne en punto de las 5:30 a.m., en purépecha, por medio del señor obispo de la diócesis de Tacámbaro y sacerdotes indígenas.

            Datos estadísticos confirman que la afluencia de turistas religiosos diariamente a Carácuaro varía entre 1,500 y 2,000 durante 15 días consecutivos, siendo los fines de semana los más visitados. La derrama económica producida en la región hace que los habitantes del lugar se preparen para recibir a los visitantes año con año.

            Los milagros del Señor de Carácuaro, la fe que mueve montañas y la calidez del lugar, logran que sea una fiesta de un especial espíritu religioso.

Advertisements
error: Contenido Protegido